Microfibra High Tech Ceran

La superioridad de las mopas Ceran radica en la microfibra de alta calidad que hace posible un trabajo economizando fuerza, logrando perfectos resultados de limpieza. Así, este procedimiento de limpieza en seco garantiza un aspecto agradable manteniendo al máximo la calidad del suelo.


1) Fibra tradicional; 2) Microfibra

Inciso sobre las microfibras

Las microfibras son fibras cuyos hilos son más finos que la unidad de medida 1 dtex (abreviatura de decitex). 1 dtex significa que 10.000 metros de estos hilos extremadamente finos no pesan más de 1 gramo. Para su comparación: Las microfibras son el doble de finas que las fibras de la seda (que son las fibras naturales más delgadas), tres veces más finas que las fibras de algodón o sesenta veces más finas que los cabellos humanos.

Y es ahí es donde radica su ventaja: En comparación con otros materiales, la microfibra, tiene, con el mismo peso, un volumen esencialmente superior. Además, la superficie de una microfibra a través de la producción es mucho mayor si se compara con los tejidos habituales. De esta forma ofrecen una "superficie de trabajo" para recoger la suciedad que es mucho mayor que la de las fibras usadas tradicionalmente en mopas y bayetas. Gracias a su finura, las microfibras pueden desplegar una actividad limpiadora incluso en los microporos de las superficies que no puede registrar el ojo humano, pudiendo disolver sin problemas la suciedad y, gracias a su estructura en escamas, similar al cabello, retenerla.


Limpieza en seco electrostática, atrayendo el polvo

Al utilizar la mopa Ceran en seco, las microfibras se cargan electrostáticamente con el frotamiento al fregar, lo que hace que la suciedad, con carga negativa, se elimine sin levantar polvo. Se atraen pelos, pelusas y otra suciedad que queda fijada a la superficie estructurada de hilo. Se evita el barrer y, en caso de suciedad ligera, puede alcanzarse el grado deseado de limpieza sin utilizar agua ni detergentes químicos. Además, la mopa Ceran, p.ej., en parquet, consigue un ligero efecto de pulido para un todavía mejor aspecto.


Limpieza en húmedo con efecto capilar

Los productos de microfibras poseen una muy alta densidad de microfibras. La capacidad de absorción de agua queda favorecida gracias al número esencialmente superior de cámaras de aire y los muy pequeños poros entre las fibras. El llamado efecto capilar es el responsable de la capacidad de absorción de agua, dado que la microfibra, por sí misma, no puede absorber agua. Así, el material de microfibra "absorbe" agua y suciedad o bacterias y los componentes absorbidos quedan retenidos en cada una de las fibras.